Hábitos para gestionar el estrés y mejorar el descanso

Hábitos para gestionar el estrés y mejorar el descanso.

El stress o estrés es la respuesta que tiene el cuerpo a los acontecimientos del día a día. Cambia nuestro comportamiento y nos afecta de manera física y emocional. Una proporción adecuada de estrés puede ser una fuerza positiva que nos mantiene alerta y con energía. Sin embargo, tener demasiado estrés puede provocar tensión y ansiedad, y en consecuencia, problemas en el descanso.

¿Cuáles son los signos del estrés?

Las señales comunes del estrés son la falta de atención y concentración, depresión, dificultad para dormir, tensión, ansiedad y apatía, entre otras. Si crees que tienes altos niveles de estrés y no sabes gestionarlo, tu salud y bienestar están en peligro. Por ello es importante aprender cómo gestionar el estrés.

 

stress orthoapnea

Consejos para gestionar el estrés:

Estos consejos pueden ayudarte a liberar estrés y con suerte mejorar tu descanso.

  1. Identifica qué es lo que te provoca estrés.

Analiza punto por punto distintos aspectos de tu vida. Además, piensa en tu condición física y mental. ¿Sufres algún tipo de dolor físico? ¿Tienes sobrecarga de trabajo? Una vez identifiques todos los factores, podrás trabajar la reducción de su estrés.

  1. Busca apoyo emocional.

Pasar tiempo con la familia y amigos es una herramienta importante para luchar contra el estrés. Puede ser de ayuda compartir  problemas y preocupaciones con tu círculo más cercano.

  1. Pon en práctica la gestión de pensamientos.

Lo que pensamos, cómo pensamos, qué esperamos y qué nos decimos a nosotros mismos a menudo determina cómo nos sentimos y cómo gestionamos el aumento de los niveles de estrés. Puedes aprender a cambiar patrones de pensamiento que te producen estrés. Los pensamientos con los que hay que tener más cuidado son aquellos que tratan sobre cómo deberían ser las cosas y cómo universalizamos las circunstancias.

  1. Haz ejercicio.

El ejercicio puede ayudarte a liberar estrés y desahogarte. Además, la masa muscular flexible y floja tiende a la rigidez y al dolor en respuesta al estrés. Sin embargo, es mejor hacer ejercicio al menos 2 horas antes de irse a dormir para que la temperatura corporal vuelva a la normalidad y no interfiera en el descanso.

  1. Mantén una dieta saludable.

La comida rápida y la precocinada nos aportan una gran cantidad de calorías que nos dejan sin energía y con sensación de pesadez. Una alimentación sana, baja en azúcares, cafeína y alcohol, pueden mejorar tu salud y reducir estrés.

  1. Mantén una buena higiene del sueño.

Un buen descanso hace que seas capaz de abordar el estrés fácilmente. Cuando estamos cansados, somos propensos a estar agitados y ser menos pacientes. La mayoría de adultos necesitan de 7 a 9 horas de sueño por noche. Poniendo en práctica buenos hábitos de higiene del sueño junto a la reducción del estrés, mejorarás la calidad de tu descanso.

  1. Delega responsabilidades.

A menudo tenemos demasiadas responsabilidades. Libera tiempo y baja los niveles de estrés reorganizando tus responsabilidades y delegando tareas en otros.

 

Estos consejos pueden ayudar a muchas personas a mejorar de manera importante su descanso. Sin embargo, si crees que sufres algún trastorno del sueño, consulte a su especialista, ya que puede este podrá evaluar los posibles trastornos del sueño que padece y recomendar una solución segura y eficaz como OrthoApnea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *