Nicturia y Trastornos Respiratorios del Sueño

La relación entre la Nicturia y los Trastornos Respiratorios del Sueño.

En un artículo publicado recientemente por el equipo de investigación de OrthoApnea, se ha presentado la prevalencia de los despertares y la nicturia asociados a la apnea del sueño, y de cómo gracias al tratamiento con dispositivo de avance mandibular (DAM) se reducen los despertares nocturnos así como la nicturia.

  1. Definición:

El organismo está preparado para aguantar sin problema durante las 6-8 horas que dura nuestro sueño SIN tener que despertarnos ni ir al baño a orinar.

La nicturia es una queja del individuo que tiene que levantarse una o más veces durante la noche para orinar (en Raheem 2014).

  1. Nicturia como síntoma:

La nicturia es una característica clave de LUTS Lower Urinary Tract Symptoms, que son atribuidos frecuentemente a Hiperplasia Prostatica Benigna Subyacente (en Raheem 2014).  Sin embargo, la nicturia puede significar presencia de numerosos desordenes sistémicos incluido la apnea del sueño (en Raheem 2014).

  1. Nicturia y TRS:

Porqué el ronquido y la apnea del sueño son causa de nicturia:

En los TRS se observa frecuentemente nicturia por estimulación de los pépticos natriuréticos atriales producto de los cambios de presión intratorácica e hipoxemia ocurridos durante los episodios de apnea (Raheem y Co).

  • El ronquido y la apnea producen oclusión intermitente de la vía aérea
  • Esto dificulta la respiración
  • Aparece la hipoxia (disminución del oxigeno en la sangre)
  • El organismo responde con aumento del esfuerzo respiratorio
  • Esto produce fluctuación de la presión intratorácica
  • Se genera una vasoconstricción pulmonar como reflejo de la hipoxia
  • Como consecuencia de esto la aurícula derecha secreta pépticos natriuréticos atriales ANP => ANP es un poderoso vasoconstrictor natural, secretado por la aurícula derecha en respuesta a 1. alta presión arterial y/o 2. hipoxia
  • La ANP actúa sobre el riñón produciendo vasodilatación de las arteriolas aferentes del glomérulo
  • Esto produce aumento de la filtración glomerular => Aumento de la orina
  1. Prevalencia:

En el estudio presentado en la revista Sleep Research, la prevalencia de nicturia en pacientes con ronquido y apnea es del 43,8%

  1. Tratamiento:

El tratamiento de los ronquidos y la apnea del sueño con el dispositivo Orthoapnea eliminó la nicturia en el 82.07% de los pacientes.

  1. Conclusiones:

  • Los despertares nocturnos y la nicturia están asociados a los trastornos respiratorios del sueño (ronquido y apnea) y son muy frecuentes (43.8%).
  • El tratamiento de los trastornos respiratorios del sueño (ronquido y apnea) con el dispositivo Orthoapnea es efectivo para controlar los síntomas propios del ronquido y apnea, así como los síntomas asociados como despertares nocturnos y nicturia.
  • La comodidad en el uso del dispositivo y su efectividad lo hacen la opción de elección en pacientes con ronquidos y apnea leve a moderada, y como alternativa al CPAP en pacientes con apnea severa.
  • Hay evidencia publicada recientemente que vincula la nicturia como síntoma predictivo de la apnea del sueño.
  • Estos hallazgos sugieren la importancia de incorporar la nicturia en la evaluación de los pacientes con ronquido y apnea, e incorporar la apnea y el ronquido en la evaluación de la nicturia.

 

Nicturia

 

El Dr. Pedro Mayoral comenta:

La nicturia y su asociación con el síndrome de apnea del sueño (SAS) no siempre es reconocida por los médicos de atención primaria, aunque es un síntoma descrito y aparece en guías y monografías sobre el tema. Por otro lado, tampoco está  tan clara esta asociación y por este motivo una red de investigación de médicos de familia americanos, la Family Physicians Inquiries Network se ha preguntado si en los adultos con nicturia se da con más frecuencia el SAS que en los adultos sin nicturia.

La respuesta es que parece haber una asociación entre la frecuencia de la nicturia y la gravedad de la apnea del sueño en hombres y mujeres mayores. (SORT:. B, sobre la base de dos estudios de cohortes) Aunque no está claro bajo qué condiciones un síntoma como la nicturia debe llevarnos a una evaluación de una posible apnea del sueño.

En un estudio de cohortes, se pidió a 58 adultos mayores independientes (edad media de 77,7 años, 76% mujeres) con SAS graves llevar un diario miccional durante 72 horas y posteriormente se les realizó una polisomnografía ambulatoria. Los sujetos fueron agrupados de acuerdo a su índice apnea-hipopnea (IAH), que se define por el número de apneas e hipopneas que se produjeron durante las horas de sueño. El 45% de los sujetos tenían un IAH menor de 10, un 36% tenían un IAH 10 a 24, y un 19% tenían un IAH> 25. El número medio de episodios de nicturia fue significativamente mayor en el grupo con un IAH> 25 (2.6 episodios) que los otros dos grupos (1.6-1.7 episodios, p =. 028) 0.1.

En un estudio de cohortes prospectivo, longitudinal, se identificaron 100 mujeres perimenopáusicas con nicturia y se compararon con 200 mujeres sin nicturia. A todas las mujeres se les pidió que completaran un cuestionario que incluía síntomas de apnea del sueño, medida con el índice multivariable de evaluación de la apnea del sueño (multivariable apnea risk assessment o MAP index). El índice MAP tiene un valor de 0 a 1 y una puntuación media de 0,50. Tiene un 80% de valor predictivo positivo para diagnosticar la apnea obstructiva del sueño. En las mujeres con nicturia, la puntuación media del índice MAP fue de 0,9, en comparación con 0,34 en las mujeres sin nicturia (OR 2.18, IC 95%, 1,58-3,02) 0.2.

 

Fuentes:

Mayoral Sanz, P., Ramirez Parrondo, R., & Heitzmann Hernandez, M. T. Mandibular advance device reduces nocturia in patients with obstructive sleep apnea. In JOURNAL OF SLEEP RESEARCH 2016. Vol. 25, pp. 173-174.

Endeshaw, Y. W., Johnson, T. M., Kutner, M. H., Ouslander, J. G., & Bliwise, D. L. (2004). Sleep‐Disordered Breathing and Nocturia in Older Adults. Journal of the American Geriatrics Society, 52(6), 957-960.

Umlauf, M., & Chasens, E. (2003). Sleep disordered breathing and nocturnal polyuria: nocturia and enuresis. Sleep medicine reviews, 7(5), 403-411.

Margel, D., Shochat, T., Getzler, O., Livne, P. M., & Pillar, G. (2006). Continuous positive airway pressure reduces nocturia in patients with obstructive sleep apnea. Urology, 67(5), 974-977.

Romero, E., Krakow, B., Haynes, P., & Ulibarri, V. (2010). Nocturia and snoring: predictive symptoms for obstructive sleep apnea. Sleep and Breathing, 14(4), 337-343.

Lowenstein, L., Kenton, K., Brubaker, L., Pillar, G., Undevia, N., Mueller, E. R., & FitzGerald, M. P. (2008). The relationship between obstructive sleep apnea, nocturia, and daytime overactive bladder syndrome in women. American journal of obstetrics and gynecology, 198(5), 598-e1.

Raheem, O. A., Orosco, R. K., Davidson, T. M., & Lakin, C. (2014). Clinical predictors of nocturia in the sleep apnea population. Urology annals, 6(1), 31

Fitzgerald MP, Mulligan M, Parthasarathy S. Nocturic frequency is related to severity of obstructive sleep apnea, improves with continuous positive airways treatment. Am J Obstet Gynecol 2006;194:1399‑403.

Oztura, I., Kaynak, D., & Kaynak, H. C. (2006). Nocturia in sleep-disordered breathing. Sleep medicine, 7(4), 362-367.

Guilleminault, C., Lin, C. M., Goncalves, M. A., & Ramos, E. (2004). A prospective study of nocturia and the quality of life of elderly patients with obstructive sleep apnea or sleep onset insomnia. Journal of psychosomatic research, 56(5), 511-515.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *